Alteraciones del lenguaje

Cada niño sigue su propio ritmo de aprendizaje y así lo hace también en el lenguaje, pero hay una serie de signos que será conveniente observar pues nos alertarán de que algo no marcha bien:

-    Que un bebé sea silencioso y no balbucee durante los primeros meses.
-    Que entre los 12 y 24 meses no comprenda órdenes sencillas (señalar con el dedo algo que se le nombra, negar con la cabeza, decir adiós con la mano...) ni desarrolle una jerga (un habla) espontánea.
-    Que alrededor de los 2 años no pronuncie palabras parecidas a las del lenguaje establecido.
-    Que sobre los 3 años y medio, su habla no pueda ser entendida por personas que no forman parte de su núcleo familiar.

Si un niño de 2 años y medio no habla es importante discriminar:

-    Si comprende el lenguaje, lo que se le dice.
-    Si puede haber alguna lesión neurológica, sensorial (y la audición, sobre todo) o motriz (ha de poder «hacer» lo que oye) o déficit en los órganos de fonación.
-    Si le rodea un ambiente adecuado (de buena estimulación).
-    Si le rodea algún problema más de tipo psicológico, que pueda estar influyendo en dicha adquisición (algún bloqueo emocional, nacimiento de un hermano...).
 
El término trastornos del lenguaje es utilizado para diagnosticar a niños que desarrollan aspectos selectivos en su lenguaje nativo en una forma lenta, limitada o de manera desviada, cuyo origen no se debe a la presencia de causas físicas o neurológicas demostrables, problemas de audición, trastornos generalizados del desarrollo ni a retraso mental. Los distintos tipos de trastornos del lenguaje a menudo se presentan simultáneamente.

· DISFONÍA: Es un trastorno o alteración del tono o timbre de la voz en su emisión provocado por un funcionamiento prolongado que fatiga los músculos de la laringe o por un trastorno orgánico.

· DISLALIA: Es un trastorno o alteración en la articulación de los fonemas o sonidos o se omiten algunos de ellos o porque se sustituyen por otros. «La alteración producida en la articulación de los fonemas. Puede darse por ausencia o alteración de algunos de ellos, o por sustitución por otros de forma inadecuada» (Serón y Aguilar, 1992). De acuerdo a su etiología, la dislalia puede ser clasificada en:

- Dislalia evolutiva: Propia del desarrollo evolutivo del niño. Se considera dentro de lo normal, pues el niño está en proceso de adquisición del lenguaje y los errores se irán corrigiendo progresivamente. Son anomalías articulatorias que se presentan en las primeras etapas del desarrollo del habla.
- Dislalia audiógena: La alteración en la articulación de fonemas se produce por una deficiencia auditiva ya que niño no puede reconocer de manera adecuada sonidos semejantes. La gravedad de la dislalia estará en relación al grado de hipoacusia y entre las medidas a tomar se encuentra el uso de prótesis auditivas y la intervención pedagógica para desarrollar la discriminación auditiva, enseñar articulaciones ausentes, lectura labial, etc.
- Dislalia funcional: Son aquellas donde no se presenta ningún trastorno físico u orgánico que justifique la dislalia. Son denominados por algunos autores desórdenes fonológicos, ya que los niños habrían organizado su sistema fonológico de manera distinta a la habitual.

Los errores de dicción pueden clasificarse en cuatro tipos:
- Sustitución: Consiste en sustituir un fonema por otro, se emite un fonema en reemplazo de otro que no puede ser pronunciado. Es el que presenta mayor dificultad en su corrección, ya que el niño generaliza el uso de la sustitución en su lenguaje espontáneo.
- Omisión, no pronunciarlo, ante la dificultad de emitir un fonema, simplemente se le omite.
- Inversión: El niño al presentar dificultad en la articulación de un determinado fonema, puede acostumbrarse a intercalarlo en otro sonido. Esto no es muy frecuente.
- Distorsión, se emite un fonema similar al adecuado, pero no es correcto ni tampoco se da la sustitución por otro fonema. Debe observarse el entorno cultural del niño, ya que en algunos idiomas ciertos fonemas son adecuados en tanto que en otros no.

Los errores más comunes son las sustituciones y las distorsiones.

- Dislalia orgánica: Son los trastornos de articulación motivados por alteraciones orgánicas. La causa puede estar en los órganos del habla (disglosias) o por una lesión cerebral (disartrias). Cuando la alteración afecta a los órganos del habla ya sea como anomalías anatómicas o malformaciones, se denomina disglosia.
 
· DISFASIA: Se aplica a aquellos niños con un trastorno severo del lenguaje tanto en la comprensión como en la producción y cuyas causas no se explican por problemas sensoriales, intelectuales, neurológicos... Suelen ir asociadas a otros trastornos (atención dispersa, aislamiento). El concepto no ha sido consensuado por los distintos autores. La disfasia, entonces, «se aplica en general a los niños que presentan un trastorno severo del lenguaje, y cuyas causas no se deben a razones obvias como pueden ser: sordera, retraso mental, alguna dificultad motora, desórdenes emocionales o alteraciones de la personalidad» (Serón y Aguilar, 1992). Se caracterizan por un desarrollo del lenguaje severamente alterado en niños intelectualmente normales mayores de 5 años, tanto en la comprensión como en la emisión, no posible de explicar por problemas intelectuales, sensoriales, motores o a lesiones neurológicas, acompañado de problemas asociados (atención dispersa, aislamiento, labilidad emocional).

 




imagen Curso Psicologia para Educadores

Curso: PSICOLOGIA PARA EDUCADORES-AS


Diploma acreditativo.

 

FICHA DE MATRICULA para cualquier curso

 

Solicitar mas informacion

 

 

Tambien para Hispanoamerica
 

 


ANIMACION, SERVICIOS EDUCATIVOS Y TIEMPO LIBRE

Formacion a Distancia y Permanente de Educadores/as
http://animacion.synthasite.com

Apartado 3049 -36205 VIGO - España
Tfno/Fax.: 986-25 38 66 / Movil: 677-52 37 07 / 615-38 30 03

 

Directorio de Cursos, Masters y Postgrados - ANIMACION, SERVICIOS EDUCATIVOS Y TIEMPO LIBRE

Siguenos en: Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en YouTube Siguenos en Tumblr Siguenos en Pinterest Siguenos en Linkedin Siguenos en Blogger

 

 

ANIMACIÓN, SERVICIOS EDUCATIVOS Y TIEMPO LIBRE - C.I.F. B-36.968.808 - Inscr. Reg. Mercantil de Pontevedra, Tomo 3178, Folio 100, Inscripción 1ª, Hoja PO-39662
(De acuerdo con L.O. 15/1999 de 13 de diciembre, de protección de los datos de carácter personal, ud. podrá, en todo momento, rectificar o cancelar este consentimiento)